Símbolos Parroquiales

Sabemos que los pueblos, las instituciones y hasta las familias y personas tienen emblemas con los que se identifican. Himnos, escudos, banderas, flores, aves, perfumes, piedras y otros elementos son claves para tomar partido con una identidad. La parroquia Río Negro ha querido dejar instituidos sus símbolos por medio de su himno parroquial, compuesto con anterioridad al 2008, mediante letra del poeta, historiador y hombre de cultura nacido en Baños, Don Enrique Freiré Guevara. La música corresponde a Don Marco Olmedo Chávez. Hemos dicho con anterioridad a este año de 2008, puesto que la Junta Parroquial de este año, integrada por los señores: Gabriel Medina (Presidente), Gabriel Pozo, Elena Herrera, Rosa Sánchez, José Duran (Vocales), solicitó al Magister Pedro Arturo Reino Garcés para que complementara los Símbolos Parroquiales, en consideración a que fue a vincularse a esta territorialidad con una pequeña estancia recreativa que tiene a orillas del río Pastaza en las proximidades del poblado de Río Negro, unos cuantos años atrás.

La nueva Junta Parroquial elegida para que actuara a partir del año 2009, integrada por los señores Klever Cruz (Presidente), Elvira Herrera, Rosa Pozo, Arturo Marino, Bolívar Galarza (Vocales), y como Secretaria en los dos períodos antes mencionados la Sra. Marcia Haro, ha sido la encargada de ratificar los símbolos elaborados por el mencionado escritor y profesor universitario. El Escudo y la Bandera que aquí se detallan han sido preparados con el aprecio a la tierra y a su gente. Cabe indicar que en el año 2007, con el apoyo de la Universidad Técnica de Ambato, se publicó un libro de 80 páginas en tamaño A-4 y con fotografías a todo color, titulado Río Negro – Tungurahua / Un puente entre el mito y la realidad, con investigación de los estudiantes de la carrera de Antropología Cultural y bajo la dirección del referido profesor. Este fue el antecedente motivador para compartir el trabajo que aquí se explica.

Bandera

Consta de cuatro colores: Celeste, amarillo, blanco y verde en un espacie total rectangular distribuido del siguiente modo:

Triángulo celeste: ocupa el 50% de la mitad del total de la bandera. Este es un equilátero del referido total de la mitad proporcional. Va junto al asta.

Semiología:

Su color alude a sus cielos y a sus aguas de sus ríos, reflejo de pureza y transparencia. Se recalca en que la territorialidad de Río Negro está repleta de ríos y cascadas, y constituye una de las zonas de mayor humedad en el mundo, sin olvidar que la lluvia es una eterna compañera. Su diseño de indicativo alude e incita a proseguir caminos, conforme puede verse en la explicación subsiguiente del color blanco.

Amarillo: ocupa el 40% de la parte superior del total de la bandera. Semiología: alude a la riqueza de su territorialidad en el sentido general. A su producción frutal fundamentada históricamente en la naranjilla y en la caña de azúcar, Blanco: ocupa el 20% del total rectangular de la bandera. Semiología: simboliza camino en todos los sentidos. Sobre todo del agua por ríos y cascadas. Por ello el vértice del color celeste antecedente se incrusta en su centro que proyecta la idea de proseguir implícitamente por sendas de pureza.

Verde: ocupa el 40% de la parte inferior del total de la bandera. Semiología: Simboliza sus campos repletos de verdor en sus montañas. Fortaleza de una vegetación envidiable de bosques y misterio que alude subliminalmente al agua y a la lluvia.

Escudo

Semiología:

Consta de cuatro cuerpos fundamentales:

  1. Triángulo paisajístico
  2. Cornucopia ligada a la riqueza productiva y acuífera
  3. Herradura de la colonización y emblema de la suerte.
  4. Pergamino enlazado a dos banderas: provincial y parroquial

1.    – Triángulo paisajístico. Equilátero que está dividido en dos partes fundamentales: los dos tercios superiores constituyen un cielo celeste, en cuya parte superior están dos machetes cruzados que aluden al trabajo en la montaña, herramienta indispensable en su diario vivir.
El tercio inferior está lleno de sus montañas repletas de vegetación subtropical en diversos tonos de verde.

2.    – La cornucopia o cuerno de la abundancia descuelga frutos y flores, así como una cascada vinculante con la herradura en donde derrama su caudal de abundancia. Las frutas representadas son naranjillas. Y las flores caracterizadas son las orquídeas. Estos elementos son esenciales en su paisaje y en su historia.

3.    – La herradura simboliza la llamada colonización o afincamiento en la territorialidad por parte de avecindados que en el proceso histórico han sido llamados colonos que entraron al territorio en cabalgaduras y mulares. En los extremos de la herradura, posan dos aves endémicas: el Quinquín a la izquierda, y un gallito de la peña a la derecha, como emblemáticas aves de tantas que existen en la región.

4.    – El pergamino contiene la leyenda identificatoria de la parroquia: Río Negro, con el año de su creación: 1950. Se enlaza a la bandera provincial y a su propia bandera cantonal.

simbolos

Comments are closed for this article.